El Fondo Monetario Internacional considera conveniente un endurecimiento de la política monetaria porque existe riesgo de que la inflación aumento a medio plazo. Para este organismo, el Banco Central Europeo (BCE) debería subir los tipos de interés en la zona euro el próximo miércoles. La tasa quedaría en un 4% con una subida de un cuarto de punto.