El Fondo Monetario Internacional (FMI) revisará a la baja sus previsiones de crecimiento para 2008 para incluir las posibles consecuencias derivadas de la crisis de los mercados financieros. Un portavoz del FMI asegura que esta revisión afectará principalmente a EEUU, pero también a la zona euro.
El portavoz del Fondo Monterario Internacional, Masood Ahmed, ha asegurado que 'habrá revisiones a la baja de nuestras proyecciones de crecimiento, más para el año próximo que este año'. En declaraciones a los periodistas, Ahmed ha señalado que 'podemos decir ya que estas revisiones a la baja probablemente sean más marcadas en Estados Unidos pero también vemos un impacto en la zona euro', agregó. El FMI elevó a fines de julio sus previsiones de crecimiento mundial, previendo una expansión de 5,2% del Producto Interno Bruto (PIB) en 2007 y 2008 (contra 4,9% antes). Por el contrario, bajó a 2,0% (en lugar de 2,2% anunciado en abril) su previsión de crecimiento para Estados Unidos en 2007 y mantuvo en 2,8% su previsión para 2008. Las previsiones de crecimiento para la zona euro habían sido revisadas al alza (2,6% en 2007 y 2,5% en 2008).