El director gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, advirtió hoy de que los problemas económicos pueden ocasionar "una calamidad económica y humanitaria" en los países pobres, que se ven sacudidos por la "tercera ola" de la crisis. Strauss-Kahn dijo que 22 países están en la cuerda floja por la falta de financiación y que necesitarán por lo menos 25.000 millones de dólares este año en préstamos en condiciones ventajosas para no ser engullidos por la crisis. La mayoría están en África, aunque el grupo también incluye a Honduras, Mongolia y Vietnam, por ejemplo.