Great Wall Motor, el mayor productor privado chino de todoterrenos, ha suspendido su colaboración con el fabricante estadounidense Chrysler, debido a que los "cambios" que están experimentando las dos compañías les impiden "tomar decisiones sustanciales", explicó la presidenta de la firma china. Según recoge hoy el diario South China Morning Post, Chrysler y Great Wall terminan así ocho meses de colaboración en el mercado chino. Eso supone una nueva puerta que se cierra para el gigante estadounidense en China, donde en diciembre pasado la marca local Chery también aplazó sus planes de colaboración con Chrysler para vender vehículos de fabricación china, bajo la marca Dodge, en Europa y EEUU. La asociación de Chrysler con Great Wall se había formalizado en julio de 2008, cuando firmaron un memorando con el que se comprometían a trabajar juntas en la distribución, la fabricación y el desarrollo de tecnología para sus vehículos.