La Unión Europea aumentó los últimos siete años sus exportaciones de bienes a Estados Unidos y redujo sus importaciones y, como resultado, el excedente comercial comunitario con la primera economía mundial fue ampliándose, hasta llegar a 80.408 millones de euros en 2007, el 152% más que en 2000. El intercambio de servicios también arroja un saldo positivo para los Veintisiete, de 11.172 millones de euros el año pasado, más del doble que sólo dos años antes. Así se recoge en los datos facilitados hoy por Eurostat, la oficina estadística comunitaria, con motivo de la cumbre UE-EEUU que se celebra mañana en Eslovenia.