El mercado de divisas de Fráncfort vivió hoy una jornada sin fluctuaciones que permitió al euro ganar algunas posiciones perdidas respecto del dólar, aunque sin recuperar la marca de los 1,57 dólares perdida la semana pasada. La nueva bajada del precio del petróleo, que hoy cotizó en Londres a 136 dólares el barril, actuó en favor del "billete verde". La moneda única europea cerró a 1,680 dólares, frente a los 1,5665 del lunes. El Banco Central Europeo (BCE), por su parte, fijó hoy el cambio oficial del euro en 1,5687 dólares.