El euro se coloca con holgura por encima de los 1,35 dólares en las horas previas al anuncio del Banco Central Europeo (BCE) sobre los tipos de interés. Los analistas descuentan que la entidad monetaria subirá el precio del dinero en la eurozona hasta el 4 por ciento. La moneda única se cambia por encima de los 1,3530 dólares, lo que supone cotas máximas de las últimas 3 semanas.