El euríbor mantiene en mayo la tendencia alcista que ya iniciara el mes anterior, algo que sumado al repunte de la inflación no hace sino perjudicar a las clases más desfavorecidas.

El principal indicador al que están referenciadas la mayoría de las hipotecas en España ha repuntado este martes cuatro milésimas, hasta colocar su tasa diaria en el 2,143%, y no se preveen vientos en contra. El mes de abril cerró con una tasa media del 2,086% cuando unas cuantas semanas antes ni de lejos se veía al euríbor más allá de los dos enteros.

Hoy marca su decimotercer día de repunte mensual consecutivo que encarecerá las hipotecas en unos 775 euros al año como respuesta a la política monetaria europea liderada por Jean Claude Trichet, siendo lo previsible que el euríbor no cese en su intento por conquistar niveles de gloria vividos antes del estallido de la crisis económica.