El Estado registró en el primer semestre de este año un superávit en contabilidad nacional de 6.075 millones de euros, cifra que equivale al 0,58% del Producto Interior Bruto (PIB) y supone un aumento del 136,5% respecto a los 2.569 millones del mismo periodo de 2006. Según los datos sobre ejecución presupuestaria presentados por el secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, el superávit del Estado se debió a que los ingresos en estos seis meses se elevaron a 70.332 millones, el 12,4% más, mientras que los pagos efectuados sumaron 64.257 millones, el 7% más. En términos de caja -que computa los ingresos y pagos cuando se efectúan y no cuando se comprometen, como hace la contabilidad nacional-, el Estado obtuvo un superávit de 4.168 millones, frente a los 1.153 millones del primer semestre de 2006.