El Ministerio de Trabajo e Inmigración se ahorrará este año la paga compensatoria que suele abonar a los pensionistas por la desviación de la inflación sobre las previsiones iniciales, al haberse situado el IPC interanual por debajo del 2% en noviembre, mes de referencia para la revalorización de las pensiones. De esta forma, por primera vez desde 1998, los pensionistas no recibirán este paga dado que la inflación interanual de noviembre (0,3% según los datos publicados hoy por el INE) se ha quedado por debajo de la previsión oficial del 2%, tomada como base para la subida de las pensiones en 2009.