El Estado recaudó 1.688,47 millones de euros durante el primer trimestre de 2008 a través de los impuestos especiales sobre cigarrillos, lo que supone un aumento del 8,18% respecto a los 1.560,82 millones ingresados en el mismo periodo del ejercicio anterior, según datos del sector. La recaudación de impuestos sobre los cigarros se elevó un 6,75% en los tres primeros meses del año, hasta 12,67 millones de euros, mientras que, en el caso de la picadura de pipa, aumentó un 3,48%, hasta 484.904 euros. La labor de tabaco que subió más fue la picadura de liar, por la que el Estado embolsó 19,92 millones de euros hasta marzo, lo que representa un aumento del 20,66% respecto a 2007, debido al incremento del 22,31% en las ventas.