El Estado registró hasta julio un superávit en contabilidad nacional de 8.015 millones de euros, equivalente al 0,77% del Producto Interior Bruto, un 17,65% menos que el saldo positivo de 9.734 millones (0,99% del PIB) logrado en el mismo periodo del año pasado. El secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, asegura que estas cifras "confirman el mantenimiento de la tendencia".
El secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, señaló que los datos de ejecución presupuestaria de los siete primeros meses del año "confirman el mantenimiento de la tendencia" y demuestran que la evolución de los ingresos sigue siendo "muy elevada y positiva", reflejo de la buena situación económica. Ocaña atribuyó el menor superávit de este periodo con respecto al mismo del año anterior al adelanto en la liquidación definitiva del Sistema de Financiación de las Comunidades Autónomas correspondiente al año 2005, que ascendió a 5.572 millones, un pago que en otros ejercicios suele hacerse en otoño y que este año se ha adelantado a julio.