El Estado cubrirá parte de los riesgos de impago empresariales y de las pérdidas que esos incumplimientos ocasionan a las aseguradoras de crédito para que los empresarios puedan seguir cubriendo sus riesgos de impago y se fomente así la confianza en el tejido empresarial y sus operaciones comerciales. Esta medida, incluida en una real decreto ley aprobado hoy por el Consejo de Ministros, tiene por objetivo facilitar operaciones comerciales por importe de hasta 40.000 millones de euros y aumentar la capacidad de asunción de impagos del sector asegurador por valor de 10.250 millones. Según explicó en una rueda de prensa el director general de Seguros y Fondos de Pensiones, Ricardo Lozano, así se evitará que "el tráfico empresarial se deteriore" con la crisis. El Consorcio de Compensación de Seguros se encargará de facilitar que las aseguradoras continúen ofertando seguros de crédito, que cubren los riesgos de impagos de empresas, y que con la crisis se están limitando debido a la creciente morosidad empresarial y las cuantiosas pérdidas que les acarrean.