La recuperación de la economía estadounidense se está poniendo esta semana en duda teniendo en cuenta los malos datos macro con los que se despierta Wall Street día tras día. Hoy el mal dato de empleo público ha venido a rematar una semana para olvidar y hace que todos sus índices se inclinen por el dato de las pérdidas.

Cedía el parqué neoyorquino alrededor de un 1% en su apertura. A esta hora, el Dow Jones se deja un 1,16% y se coloca en los 12.116 puntos con toda la tabla en negativo. Entre los valores que menos recortan se encuentra a la cabeza la cadena de comida rápida McDonald´s seguida de Bank of America, a pesar de la puesta en revisión de su rating por parte de Moody´s. Al otro lado, los valores más penalizados son Caterpillar, con un 2,92% de recorte y Alcoa, un 2,03% abajo, hasta los 15,87 euros.

El tecnológico Nasdaq se deja un 0,91%, hasta los 2.748 puntos y el S&P 500 hace lo propio, con un recorte del 0,92%, hasta los 1.300 puntos.

Los mercados no perdonan una semana que está siendo nefasta para los estadounidenses y que hace replantearse muchas ideas preconcebidas sobre el ritmo al que supuestamente estaba creciendo la economía. El jarro de agua fría de hoy ha sido el dato de empleo público qu ha decepcionada estrepitosamente como ya lo hiciera el ADP hace dos días. Estados Unidos creó 54.000 nuevos puestos de trabajo, frente a los 150.000 esperados por los analistas. A esto se suman los malos datos de consumo y la cifra de creación de empleo del sector privado, medida por el ADP, y considerada una antelación de los datos de empleo público.

De este modo, la  tasa de empleo en el gigante americano se ha quedado en el 9,1% lo que significa el peor dato desde diciembre de 2010. Y la cosa podría ir a peor en el caso de que el dato de actividad del sector servicios sea peor de lo esperado. Se dará a conocer esta misma tarde.

Todo ello ha llevado al crudo Texas a abrir en negativo, un 1,27% abajo, lo que supone 1,28 dólares menos que este jueves, y la apertura del mercado neoyorquino se negociaba a 99,12 dólares por barril.

Mientras tanto, el par euro/dólar ha vuelto a conquistar la barrera del 1,45 después de conocerse que quizás la economía americana está estancada por los malos datos macroeconómicos de esta semana.