Los inversores estadounidenses hacen un alto en el camino de las compras. Los indicadores retroceden posiciones empapados entre cuentas empresariales, rumores de OPAs, aumento de la banda de operación del yuan y aumento del paro semanal. El Dow Jones cede un 0,07% hasta los 11.088 puntos, el Nasdaq un 0,06% y el S&P 500 un 0,08%. En el mercado de divisas el euro cotiza a su máximo anual frente al dólar, 1,41 dólares y, en el mercado de materias primas, el barril de petróleo se compra a 84,44 dólares.

Los indicadores estadounidenses estaban jugándosela caminando por la cuerda floja a máxima altura y el huracán de los datos de paro semanal les han hecho caer de ésta. Hoy se ha conocido que las peticiones semanales de subsidio por desempleo aumentaron más de lo previsto. 13.000 americanos pidieron ayuda económica tras quedarse en el paro.

Además, también el déficit comercial aumentó en agosto un 8,7% más que un mes anterior. Labalanza de bienes y servicios de EE.UU. registró en el mes de agosto un déficit de 46.300 millones de dólares (32.888 millones de euros).

En cambio, los precios al productor aumentaron un 0,4% en septiembre, por tercer mes consecutivo.

Los economistas de Goldman Sachs Group redujeron sus pronósticos sobre el déficit de presupuesto de Estados Unidos a 1,25 billones de dólares en el actual ejercicio fiscal.

En el apartado empresarial…
A la espera de que Google y Advice Micro Devices presenten sus resultados empresariales hoy, las acciones del primero ceden un 0,27% y las del segundo un 0,69%.

Estas caídas contrastan con los abultados avances de Yahoo!. la compañía de Terry Semel podría ser objetivo de una OPA por parte de AOL y los fondos de inversión Silver Lake Partners y Blackstone. Al parecer Yahoo! no ha recibido aún ninguna oferta de compra, pero ya está cargando la escopeta y ha contratado a asesores de Goldman Sachs para cubrirse. Yahoo! sube un 6,69%, AOL un 3,50%.

En el mercado de divisas…
El gobierno de Singapur ha tomado la decisión de ampliar la banda de fluctuación del yuan, mientras el dólar se desploma a mínimos del año frente al euro, que cotiza en 1,4195 dólares.

Eduardo Vicho, jefe de análisis de M&M Capital EAFI, cree que  “en el corto plazo y, hasta que no se concreten medidas, la fortaleza del euro podría continuar y no sería de extrañar ver niveles de 1,45 ó 1,47 dólares”. Aún así, “a medio-largo plazo, habría que apostar por el dólar porque su tendencia seguirá siendo alcista”.