El Ibex podría haber firmado este martes otra jornada negra. Sin embargo, la sangre no llegó al río y el selectivo del continuo español aunque cayó un abultado 2,55% logró mantenerse por encima del nivel de los 11.000 puntos, un nivel que llegó a perder a lo largo de la mañana. Sólo tres de las cotizadas del Ibex –Gas Natural, Unión Fenosa y OHL- se mantuvieron a salvo de la corriente vendedora que se impuso hoy en el mercado y cuyas principales víctimas fueron las inmobiliarias –el efecto Martinsa Fadesa contagió al parqué- y las financieras con Popular cediendo algo más de un 5,6%. Ventas generalizadas en el resto de plazas bursátiles europeas al calor, además, de una apertura a la baja del principal mercado del mundo, Wall Street donde cotizan negativamente de nuevo las malas informaciones provenientes del sistema financiero. En el resto de mercados, el petróleo que cotizó por encima de los 146 dólares cerró a 138 dólares, mientras que el euro batió un nuevo récord al situarse por encima del nivel de los 1,60 dólares.
El Ibex 35 cerró hoy con una caída del 2,55% hasta los 11.151,60 puntos. El mercado reaccionó así a la decisión tomada ayer por la inmobiliaria Martinsa-Fadesa, que presentó concurso voluntario de acreedores, es decir, suspensión de pagos. La inmobiliaria que preside Fernando Martín se ha convertido en la primera cotizada que solicita el concurso voluntario de acreedores, acuciada por la falta de liquidez derivada de la crisis que atraviesa el sector. La inmobiliaria catalana Aisa, cuya cotización en bolsa está suspendida desde mediados de mayo, se vio involucrada en una situación similar, pero en su caso fue uno de sus acreedores, la aseguradora de crédito Asefa, el que instó el inicio del procedimie nto concursal, que finalmente fue rechazado por el juez el pasado 25 de junio. Ante este panorama, las inmobiliarias y constructoras experimentaron hoy las mayores caídas del mercado, encabezadas por Sacyr que cedió un 8,37% y Ferrovial que se dejó un 7,37%, FCC también se apuntó a los números rojos y terminó el día con un descuento del 3,75% mientras que Cintra cayó un 4,22% y Acciona un 4,21%. Dentro del mercado continuo, donde cotizan más de 120 empresas, las mayores pérdidas fueron para Renta Corporación (-15,69%), Urbas (-14,29%) y Colonial (-11,63%) que es la inmobiliaria más endeudada del sector. Su rival, Metrovacesa cerró la jornada con una suave subida del 0,67%. Entre los bancos destacó el descenso firmado por Popular–accionista de Colonial por ejecución de créditos y acreedor de Martinsa- y que perdió al cierre un 5,63%. El banco, que la víspera también experimentó fuertes descensos, explicó al regulador que tiene provisionados y cubiertos los riesgos por la inmobiliaria. Bankinter, otro de los accionistas de Colonial por ejecución de deudas, cerró con un recorte del 4,91%. Gráfico Ibex 35