La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) vaticinó hoy una ralentización del crecimiento de la demanda mundial de crudo, con un incremento del 1,20% este año y algo inferior, del 1,03%, en el año 2009. En su Informe Mensual sobre el Mercado del Petróleo difundido hoy, la OPEP publicó por primera vez un cálculo sobre la evolución de la demanda en el año próximo y destacó que su crecimiento será menor al de la media de los últimos 20 años.
"Sin embargo, la nueva estructura del precio y el debilitamiento de la economía mundial han contribuido a frenar el crecimiento de la demanda de crudo en muchas regiones", agrega el documento. Así, los expertos del grupo de trece países corrigieron a la baja su pronóstico sobre la demanda en 2008, al cifrarla en 86,81 mbd, lo que supone un aumento de 1,03 mbd (un 1,20%) frente a 2007. Para 2009 Para 2009, ven un incremento de la demanda más moderado, de 0,9 mbd, al totalizar el consumo una media de 87,71 mbd, una cifra que coincide con la pronosticada por la Agencia Internacional de la Energía (AIE), el pasado día 10. También al igual que la AIE, la OPEP destaca que el aumento del consumo correrá a cargo de las economías emergentes, puesto que en las naciones industrializadas se divisa una retracción de la demanda petrolera. Por el lado del suministro, la organización petrolera espera que la oferta de sus competidores suba el año próximo en 0,9 mbd, es decir, que será suficiente para cubrir el incremento de la demanda, sobre todo gracias a un mayor bombeo de crudo de Brasil, EEUU, Rusia, Kazajistán y Azerbaiyán, que compensará ampliamente el declive en la producción del Mar del Norte y México. Al mismo tiempo, el informe pronostica un incremento de los suministros de biocarburantes a nivel mundial, así como de los de gas natural licuado (NGL) y de crudos no convencionales. El volumen de crudo decaerá en más de 700.000 bd Con este panorama, la OPEP ve decaer en más de 700.000 bd el volumen de petróleo que el mundo requerirá de sus países miembros en 2009, que pasaría de 32 mbd en 2008 a 31,2 mbd en 2009. Se trata del primer retroceso significativo de la demanda de la OPEP desde 2002, subraya el informe. Este menor consumo del "oro negro" de la organización, junto al previsible aumento de su capacidad excedentaria de extracción hasta un 15% a fines del año próximo, "debería aliviar las condiciones del mercado y ayudar a moderar los precios", añade el informe. Pero "si el mercado podrá beneficiarse plenamente de esos fundamentos más benévolos, dependerá de otros factores como las tensiones geopolíticas, los movimientos en los mercados financieros y las restricciones en el sector del refino, que han sido los principales factores determinantes de los niveles actuales de los precios", se advierte. La OPEP recuerda que el precio del barril de su crudo referencial se vendió en junio a una media de 128,34 dólares, un valor mensual récord que superó en un 7,5% al del mes anterior, y la tendencia alcista prosiguió en julio, añadiendo más de 10 dólares más, hasta situarse ayer en los 139,81 dólares.