Los ministros de Economía de la Unión Europea (Ecofin) ratificaron hoy su oposición a responder al aumento de los precios del petróleo recortando o congelando los impuestos sobre los carburantes, tal y como ha propuesto el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy. Los Veintisiete aceptan únicamente que se concedan ayudas "muy concretas" para los ciudadanos con menos ingresos que se vean más afectados por las subidas de precios. El presidente de turno del Ecofin, el esloveno Adrej Bajuk insistió en que el acuerdo adoptado en 2005 en Manchester por los ministros de Economía de la UE para no rebajar los impuestos de los carburantes como reacción a los aumentos de precios sigue vigente.