Las compras se abren paso entre los índices norteamericanos pese a que los inversores han visto confirmado la pérdida de impulso que vive su economía. Así y a la espera de que Ben Bernanke ofrezca su mensaje, el Dow Jones de Industriales cae un 0,44% hasta cotizar en los 9.990 puntos, seguido del S&P500 que pierde un 0,11% hasta situarse en los 1.046 puntos mientras que el tecnológico Nasdaq suma un 0,24% hasta los 2.113 puntos. En el mercado de divisas el euro-dólar cotiza en 1,2723 unidades mientras el precio del barril de petróleo se sitúa en el entorno de los 75 dólares.

Que las fuerzas de la recuperación económica en Estados Unidos flaqueaban no era novedad. Y así lo ha confirmado el PIB registrado al otro lado del Atlántico al crecer menos de lo esperado: el producto interno bruto se expandió a una tasa anual ajustada por factores estacionales del 1,6% entre abril y junio, según ha dado a conocer el Departamento de Comercio. Un escenario que ya preveían los analistas y que, pese a que durante los primeros momentos de negociación no parecía pesar en los índices, ahora el mercado se viste de rojo. Así, a la espera de conocer el mensaje que ofrezca el presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke. Ante este contexto, el Dow Jones de Industriales cae un 0,44% hasta cotizar en los 9.990 puntos, seguido del S&P500 que pierde un 0,11% hasta situarse en los 1.046 puntos mientras que el tecnológico Nasdaq suma un 0,24% hasta los 2.113 puntos.


En el ámbito empresarial, las miradas se dirigen hacia el sector tecnológico. De nuevo la guerra abierta entre Hewlett-Packard (HP) y Dell ocupa la atención de los inversores después de que igualara la contraoferta de 27 dólares por acción presentada por HP para hacerse con 3Par. Durante los primeros momentos de negociación, los títulos de HP suman un 0,65% mientras que las acciones de Dell repuntan un 0,60%.

Entre las compañías que presenta hoy resultados se sitúa Tiffany & Co ha aumentado sus ganancias un 19%, hasta los 53 centavos por acción frente a los 46 centavos del año anterior. La empresa ha afirmado que las ganancias, se deben entre otras cosas, a la mejora de los precios minoristas y a la caída de las ventas al por mayor de diamantes. Unos resultados que no convencen al mercado que castiga a la compañía con pérdidas superiores al 4%.

Por su parte, Novell desciende un 0,54% tras anunciar un descenso en sus beneficios de 4 centavos por acción, frente a los 5 centavos obtenidos durante el mismo período del 2009. Así, antes del toque de campana la empresa baja un 2,30%.