El dólar avanza en Europa el jueves mientras que el euro desciende después del dato del Ifo más débil de lo previsto, que pone en duda si el Banco Central Europeo mantendrá su postura agresiva en materia de tipos. La divisa estadounidense también se ve favorecida por una información aparecida en The Wall Street Journal que sugería que la Reserva Federal podría estar cambiando de opinión y que, por tanto, no se puede dar por hecho otra rebaja de tipos de interés en su reunión del 30 de abril. La relajación de los precios del petróleo, el fuerte repunte de la Bolsa de China y las señales de más caídas en la aversión al riesgo juegan a favor del dólar.