El aumento de la aversión al riesgo ayuda al dólar a avanzar en Europa el lunes, mientras que el incremento de los casos de gripe A en Japón mina el yen y su condición de valor refugio. El euro carece de rumbo y sube frente al yen pero desciende respecto al dólar por los rumores sobre disensiones dentro del Banco Central Europeo y los temores ante malos datos de crecimiento en las economías de Centroeuropa y Europa del Este. El apetito por el riesgo empezó a desvanecerse a finales de la semana pasada debido a que las cifras económicas sugirieron que las esperanzas sobre la recuperación son algo exageradas. Este tono negativo se mantuvo durante el fin de semana, tras las informaciones de más de 90 casos de gripe A en Japón, lo que recordó al mercado los riesgos bajistas que supone la enfermedad en general para la economía mundial y en particular para la nipona.