El dólar está dispar el lunes en Europa debido a que los mercados siguen analizando los temores inflacionistas expresados este fin de semana por los ministros de Finanzas del Grupo de Ocho naciones más industrializadas. También existe cierta incertidumbre acerca de lo que pueda significar el rechazo por parte de Irlanda al Tratado de Lisboa para la integración de la Unión Europea a largo plazo, algo que apoya al euro. En lugar de hacer referencia a la debilidad del dólar, como algunos esperaban, el comunicado del G8 se centró principalmente en los riesgos que suponen los elevados precios de las materias primas para la economía mundial, lo que sugiere que la inflación sigue siendo un motivo de preocupación.