El precio vuelve a dibujar un impulso creciente en el corto plazo a partir de una formación, cuya confirmación, habilitaría a las compras a atacar resistencias significativas como son los 7,68 en un entorno incuestionablemente alcista y de buenas valoraciones cuantitativas.

IAG desarrolla un interesante impulso en el corto plazo iniciado a partir de referencias técnicas relevantes como es el doble suelo de los 6,654 / 6,642, impulso en favor de las compras que permite al precio resolver al alza su directriz bajista que parte desde los 7,68 y alcanzar el área de resistencia de los 7,152 / 7,082. De resolver al alza dicha zona, el precio activaría el doble suelo citado anteriormente habilitando de un potencial al alza rumbo a la resistencia significativa de los 7,68. A su favor, las compras cuentan con una estructura de fondo incuestionablemente alcista, unos niveles de volatilidad que vuelve a niveles de mínimos, activación de señales de compra de medio plazo por parte del oscilador MACD siendo la falta de un mayor volumen de contratación, el principal obstáculo desde un punto de vista técnico.

IAG en gráfico diario con Rango de amplitud medio en porcentaje, oscilador MACD y volumen de contratación

 

 

La puntuación que obtiene IAG es de 6 puntos sobre un total de 10 puntos, aprobado que se consolida en el tiempo en el activo bajo estudio desde comienzos del pasado año 2017 y que refuerza el sesgo positivo de cara a la activación de pautas de cambio de tendencia en el corto plazo en favor de las compras, escenario que sigue reforzando pensar en establecer nuevos máximos anuales por encima de los 7,68.

Filtros técnicos de IAG al cierre del día 16 de MAR18

 

 

En este sentido, seguimos priorizando el lado largo o comprador de mercado, en un entorno creciente y en el que, la superación de los 7,152 permite adoptar posiciones en largo con un stop loss por debajo de los 6,642 para estrategias con un horizonte temporal de corto plazo mientras que, para los que deseen aportar de mayor flexibilidad a la cotización, pueden establecer un stop loss a cierre semanal por debajo de los 6,257 de cara al medio plazo.