Wall Street cierra con repuntes moderados, gracias al descenso del precio del crudo y al apoyo de algunos datos positivos: el índice de tendencia económica y la caída en el tipo de interés promedio para los créditos hipotecarios. Esto compensó el alza del tipo de los bonos del Tesoro a largo plazo y los problemas de dos fondos de inversión de alto riesgo de Bear Stearns, que siguen inquietando a los inversores. El Dow Jones ganó un 0,42 por ciento, hasta los 13.545 puntos, mientras que el Nasdaq se revalorizó un 0,65 por ciento. Saldrá el viernes desde los 2.616 puntos.
El selectivo S&P 500 avanzó 9,35 puntos, un 0,62%, hasta las 1.522,19 unidades, mientras que el tradicional NYSE ascendió 55,71 puntos, un 0,56%, hasta las 9.960,79 unidades. De las empresas contratadas en el mercado neoyorquino, 1.770 subieron, 1.463 bajaron y 126 se mantuvieron sin cambios. En el mercado secundario de deuda, las obligaciones a diez años registraron un descenso en los precios, de manera que la rentabilidad -que se mueve de forma inversa- subió hasta el 5,18% desde el 5,13% del cierre del miércoles. Esta alza volvió a afectar a los mercados, pues hace cambiar la perspectivas del coste del crédito y de la inflación para los meses que vienen. Fondos de Bear Stearns Otro factor que agregó incertidumbre fue la noticia de los problemas que afrontan dos fondos de inversión de alto riesgo de Bear Stearns, fondos que utilizaban como colateral un tipo especial de bonos basados en el rendimiento de créditos hipotecarios de baja calidad. Las dificultades del mercado inmobiliario hizo que los dos fondos tuvieran problemas de rendimiento, lo que llevó ayer a Merrill Lynch, una de las empresas que financian el fondo, a tomar posesión de cerca de 850 millones de dólares de bonos utilizados como colateral. Estos bonos tienen muy poca liquidez y por eso nadie sabe muy bien cual es su valor real de mercado, por lo que los analistas temen que la venta de Merrill Lynch entregue una visión bastante más dura de lo que se cree. Sin embargo, más tarde el nerviosismo cedió, y se cree que a fin de cuentas la industria de estos bonos de alto riesgo logrará navegar las aguas turbulentas de hoy, o bien que sus problemas no se extenderán tanto como se teme. Datos macro A esta mayor tranquilidad por el futuro de los fondos de inversión de Bear Sterans, se sumaron dos muy buenas noticias económicas. Por un lado, la mejora del 0,3% del índice de tendencia futura de la economía en mayo, tras el descenso del 0,3% de abril y las proyecciones de una mejora de sólo el 0,2%. Por otro, el hecho de que el promedio de la tasa fija de interés para un crédito hipotecario a 30 años plazo bajó esta semana al 6,69% desde el 6,74% de la semana pasada.