El déficit público francés aumentó el pasado año hasta el 2,7% del Producto Interior Bruto (PIB), tres décimas más que en 2006, el mismo aumento relativo que se dio en la deuda pública, que terminó en el 63,9% del PIB. La publicación hoy de estas cifras por el Instituto Nacional de Estadística (INSEE) se produce a menos de dos semanas de la esperada advertencia de la Comisión Europea a Francia, el próximo día 28, por el nivel de los números rojos de sus cuentas públicas previstos para este año y el próximo. El INSEE indicó en un comunicado que el agravamiento del déficit el pasado ejercicio se debió a un ritmo de incremento del gasto público (un 4%) superior al de los ingresos (un 3,4%). En total, la deuda pública francesa a finales de 2007 era de 1,209 billones de euros, lo que equivale al citado 63,9% del PIB.