El déficit por cuenta corriente de Estados Unidos aumentó en el tercer trimestre hasta los 108.000 millones de dólares, el 3% del PIB de este país, según datos del Departamento de Comercio.