El déficit exterior por cuenta corriente en enero fue de 6.575,6 millones de euros, un 24,7 % más que en el mismo mes del año pasado.
 
Este aumento se debió principalmente por el aumento de los déficit de rentas, que se dobló (una subida del 121,2 %) y, en menor medida, de la balanza comercial, que compensaron la mejora de los saldos de servicios y de transferencias corrientes.