El déficit por cuenta corriente de la eurozona aumentó fuertemente en septiembre desde el superávit revisado de agosto, después de que las importaciones subieran y las exportaciones descendieran, según datos publicados el miércoles.  Las cifras publicadas por el Banco Central Europeo mostraron que el déficit por cuenta corriente se situó en 5.400 millones de euros en comparación con el superávit revisado de agosto de 600 millones de euros.  Los datos de agosto se revisaron desde la cifra de déficit publicada de 1.300 millones de euros.