Las compañías eléctricas acumularon un déficit de tarifa -diferencia entre ingresos y costes del sistema- en los dos primeros meses del año de 404,9 millones de euros, cifra que triplica la registrada en el mismo periodo de 2007. Según la segunda liquidación de 2008 de la Comisión Nacional de la Energía (CNE), los ingresos netos del sistema eléctrico crecieron el 16,8%, hasta los 1.866,5 millones de euros. El coste de la energía ascendió a 1.625,8 millones, un 40% más que en el periodo enero-febrero de 2007, por lo que quedaron 240,6 millones para retribuir los distintos capítulos regulados.