La diferencia entre los costes reconocidos de la generación de energía y los ingresos regulados de las eléctricas, conocido como déficit de tarifa, se situó ente enero y abril en 803 millones, lo que supone un incremento del 79% con respecto a los 448 millones de desajuste hasta marzo, según la cuarta liquidación provisional del año realizada por la Comisión Nacional de la Energía (CNE). Pese al fuerte incremento de la deuda eléctrica durante el mes, que coincidió con el inicio de un repunte al alza de los precios energéticos, el déficit sigue siendo un 38% inferior a los 1.306 millones de euros registrados en el mismo periodo de 2008.