El déficit de Reino Unido el mes pasado aumentó más alto de lo previsto al alcanzar los 23.300 millones de libras (unos 26.795 millones de euros).
La cifra supera ampliamente a la registrada en el mismo periodo del año anterior, cuando la deuda británica fue de 17.400 millones de libras (unos 20.010 millones de euros) y superó la importante cantidad de diciembre de 2009, cuando se situó en 21.100 millones de libras (unos 24.265 millones de euros), agregó la fuente.