El déficit de la balanza de pagos por cuenta corriente de Francia ah sido de 2.400 millones de euros en mayo pasado, después de los 700 millones de abril y los 1.700 millones de marzo, según los datos del Banco de Francia. La evolución negativa se debe a un declive en el saldo de intercambio de bienes de 1.500 millones de euros y en el excedente de servicios de 200 millones de euros en mayo con respecto a abril. Sin embargo, el saldo de ingresos ha permanecido casi estable y ha alcanzado los 2.000 millones de euros, al igual que el saldo financiero, que se ha mantenido en los 1.100 millones de euros.