El déficit comercial de Reino Unido creció en noviembre a 8.736 millones de libras, marcando un máximo histórico. 
En octubre, en cambio, el saldo fue negativo de 8.591 millones.

Las exportaciones aumentaron a 23.640 millones de libras, desde 22.709 millones, mientras que las importaciones ascendieron a 32.376 millones, desde 31.300 millones de libras.