La balanza comercial de Francia registró un déficit comercial de 3.304 millones de euros en julio, una cifra ligeramente superior a los 3.145 millones de junio y a los 3.000 millones esperados por los analistas.