El precio del petróleo recupera los 94 dólares por barril tras dos días de caída libre, después de que la FED haya adquirido cerca del 80% de la aseguradora American International Group(AIG) por 85.000 millones de dólares. Además, nuevos ataques insurgentes contra instalaciones petroleras en Nigeria e interrupciones del suministro en Estados Unidos por el huracán Ike, que azotó el Golfo de México la semana pasada daban respaldo a los precios, así como a las expectativas de una caída en los niveles de los inventarios.
El crudo ligero estadounidense para entrega en octubre rebotaba 2,76 dólares, a 93,92 dólares por barril, tras haber tocado más temprano un pico a 94,72 dólares. Los precios cayeron el martes a mínimos de 7 meses tras una gran venta masiva. El crudo Brent de Londres para entrega en noviembre subían 3,13 dólares, a 92,35 dólares por barril. Los futuros de crudo muestran ahora un cambio mínimo con respecto a comienzos de año, pero la desaceleración de la demanda debido a la debilidad económica en Estados Unidos y otras naciones de alto consumo energético les han hecho perder más de un 35% tras el récord registrado a mediados de julio por encima de 147 dólares. Un ejecutivo de Mitubishi Corp señalaba que "todos temían que hubiera una gran crisis en el sector financiero que podría afectar la economía. Ahora están esperando que atravesemos la situación de AIG y eso podría impulsar al mercado'.