Los futuros del crudo repuntaron más de US$2 superando de nuevo los US$133 por barril en Londres el viernes, por los continuos temores a que la oferta mundial de crudo pueda satisfacer la demanda. Los cazadores de gangas y el repunte en los futuros de destilados hasta niveles cercanos a máximos ayudaron a impulsar los precios. Los inversores están preocupados por que el estancado suministro de los países productores no miembros de la OPEP no puedan satisfacer la creciente demanda de petróleo en el mundo, consecuencia del crecimiento de economías emergentes como la China", indica Andrey Kryuchenkov, analista de Sucden Research en Londres.