El coste de la prestación de las transferencias bancarias será compartido por el emisor y el receptor de la operación a partir de noviembre de 2009, una medida que sólo afectará a nuevos contratos y siempre que haya acuerdo entre la entidad y el cliente, una vez se apruebe la trasposición de la directiva comunitaria 2007/64 sobre servicios de pago. Esta es la principal novedad del anteproyecto de Ley, que desde hoy se encuentra en audiencia pública, sobre la regulación de los medios de pago que se presten en España, incluyendo la prestación de servicios, el régimen jurídico de las entidades de pago, así como los derechos y obligaciones respectivas tanto de los usuarios de los servicios como de los proveedores de los mismo, ha indicado una fuente del Tesoro.