El consejo de administración de General Motors se reunirá en las próximas horas de hoy para discutir la situación de la empresa, que se enfrenta a la quiebra el 31 de mayo, aunque el fabricante no quiso ofrecer detalles sobre la reunión. Un portavoz de General Motors (GM) dijo que la empresa "no está confirmando nada" con respecto a la reunión.
El periódico "Financial Times" informó de que la reunión se celebraría hoy y que durante la misma se confirmaría que el gigante estadounidense se declarará en quiebra.

De forma paralela, el Gobierno alemán confirmó hoy que el fabricante canadiense Magna presentó una nueva oferta para la adquisición de Opel, la filial europea de GM, mientras que la televisión pública alemana ZDF señaló que Magna había alcanzado un preacuerdo con General Motors.

La clarificación del futuro de Opel es uno de los últimos escollos que GM tiene que solucionar ante de declararse en quiebra.

En Nueva York, las acciones de General Motors descendieron hoy a su punto más bajo en 76 años al desplomarse un 19% poco después de la apertura de Wall Street.

A las 11.00 hora local (15.00 GMT) la cotización de las acciones de GM se situaba en 90 centavos.

General Motors tiene hasta el 31 de mayo, próximo domingo, para reestructurar al menos el 90% de los 27.200 millones de dólares de deuda no asegurada, pero los principales acreedores del fabricante han rechazado las propuestas de la empresa y el Departamento del Tesoro de EE.UU.

Ayer, GM reveló que una nueva oferta, que ofrece hasta el 25% de la nueva General Motors a los acreedores, había sido aceptada en principio por los tenedores de un 20% de la deuda no asegurada, una cantidad insuficiente para evitar la quiebra