Stephen Elop trata de mostrar así su compromiso con Nokia y generar confianza tras dos semanas especialmente críticas para la compañía.


Las acciones de Nokia han perdido más del 20% de su valor desde que introdujo su sistema operativo Windows Phone en los smartphones de la firma.

Elop, que fichó por la compañía finlandesa hace cinco meses, asegura que había estado esperando al término de las negociaciones con Nokia para vender sus acciones de Microsoft, donde fue directivo, y “ahora los mercados disponen de toda la información.

Así Stephen Elop ha vendido su paquete de acciones de Microsoft y ha invertido cerca de un millón de euros en comprar 150.000 acciones de Nokia.