El Congreso de los Diputados ha aprobado el jueves la ratificación del Tratado de Lisboa para la reforma de la Unión Europea. Por 322 votos afirmativos contra sólo 6 negativos, y dos abstenciones, la Cámara Baja ha decidido dar el sí al documento comunitario. La UE sufrió un varapalo hace dos semanas cuando Irlanda rechazó el tratado en un referédum, lo que implicaría que una nación que tiene menos del 1 por ciento de los habitantes de la UE pone en peligro el tratado consensuado trabajosamente entre los representantes de los 27 Estados que conforman el bloque.