Los sindicatos que conforman el comité de empresa de Seat --UGT, CC.OO. y CGT-- expresaron hoy su rechazo rotundo al plan anunciado por la compañía para despedir a 330 mandos intermedios y directivos, una medida que el presidente del comité, Matías Carnero (UGT) calificó de "purga". En declaraciones a Europa Press, Carnero exigió que cualquier recorte se haga con medidas voluntarias, y aseguró que la selección de los afectados por este recorte se ha hecho "sin criterios objetivos".