El coeficiente de ocupación de British Airways mejoró en noviembre en 0,6 puntos porcentuales con respecto al mismo periodo de 2006 hasta el 73,1%, según informó la aerolínea británica. Por su parte el tráfico de pasajeros ascendió un 2,4% medido en términos de ingresos por pasajero y kilómetro recorrido respecto a noviembre de 2006, mientras la capacidad creció un 1,6%.