Continúa el rebote. Un halo de optimismo recorre las bolsas después del último rally alcista en Wall Street, donde los inversores han encontrado cierta tranquilidad en sus dos principales preocupaciones: el precio del petróleo y el sector financiero. El Ibex 35 repunta un 2,5 por ciento y alcanza los 11.566 puntos, impulsado por el rebote de bancos, de las constructoras y por la probabilidad de operaciones en el sector eléctrico. Todo porque ACS ha confirmado que quiere salirse de Unión Fenosa y aumentar su presencia en Iberdrola. Se repite el rebote en el resto de plazas europeas, en una sesión con el cambio euro/dólar estable –en las 1,5854 unidades- y con el precio del crudo con ligeros descensos. El futuro del crudo ligero estadounidense se paga a 134,21 dólares el barril.
Tras varios días de infarto, los inversores estadounidenses se focalizaron en la última sesión en los buenos resultados de Wells Fargo -que sostuvieron a todo el sector financiero- y en la caída de los precios del petróleo. Junto a ello, las palabras del presidente de la FED, Ben Bernanke, ante el Congreso en el sentido de que Fannie Mae y Freddie Mac ya no peligran de cara a una quiebra, otorgaron a otro impulso al convulsionado sector financiero. Un sector en el que hay algunas noticias en nuestro país, pero todo el protagonismo de la jornada se sitúa en el sector eléctrico. Toca remodelación en el sector eléctrico Las eléctricas se colocan en boca de todos esta mañana de jueves y la culpa la tiene una constructora, ACS porque ha confirmado que busca un comprador para su participación del 45,3 por ciento en Unión Fenosa con el fin de incrementar su presencia en Iberdrola. En la actualidad, ACS tiene una participación del 12,5 por ciento en la eléctrica vasca. El comprador del paquete de acciones de ACS en Fenosa, valorado a precios de ayer en torno a los 5.000 millones de euros, tendría que lanzar a continuación una OPA sobre el resto de la compañía. Las acciones de ACS se disparan un 6,9 por ciento, las de Unión Fenosa un 8,13, mientras que las de Iberdrola avanzan un 3,1 por ciento. Atención a los bancos Mientras se mueve el sector eléctrico en nuestro país, en el bancario se siguen conociendo noticias que ahondan en la percepción de crisis inmobiliaria. Tras Popular, La Caixa, Caja Madrid y Caxa Galicia ahora es la CAM (Caja de Ahorros del Mediterráneo) la que ha realizado una provisión de 33,9 millones de euros para hacer frente a su exposición a la inmobiliaria Martinsa-Fadesa. Todo después de que ésta solicitara un concurso de acreedores ante la imposibilidad de afrontar los pagos de deuda. En todo caso, hoy el rebote llega a todos los rincones de la renta variable. El BBVA sube un 2,84 por ciento, después de que HSBC haya reducido el precio objetivo de las acciones de la entidad desde los 17,8 hasta los 16 euros. Además, la compañía presidida por Francisco González ha reducido su autocartera hasta el 1,35 por ciento desde el 3,77 declarado el 10 de julio. Por lo que toca al Banco Santander suma un 2,2 por ciento, tras publicarse que negocia la venta de su filial de gestión de patrimonios, Santander Asset Management, con un gestor de fondos por un precio de entre 2.000 millones y 2.500 millones de euros. El banco presidido por Emilio Botín tendría previsto seguir vendiendo activos no estratégicos como alternativa para financiar nuevas adquisiciones, como la de Alliance & Leicester anunciada esta semana. Otras entidades, como el Popular, sobre el que ING ha recortado su recomendación desde mantener hasta vender, reaccionan a sus últimos retrocesos con avances del 2,5 por ciento. Bankinter suma más de 3 puntos porcentuales, pero el mayor rebote se lo lleva Banesto, que se dispara más de 5 puntos porcentuales. Cintra también se dispara Las acciones de la concesionaria de autopistas, Cintra, se colocan también entre los mejores de la sesión, al repuntar un 7,6 por ciento, en otro buen día para Iberia, que añade a su alza de ayer del 10 por ciento otro 4 por ciento. Todo después de que la compañía aérea Spanair anunciara que reduce nueve rutas y de que el precio del petróleo bajaba. Por su parte, Mapfre rebota más de un 3 por ciento, una vez que el grupo galo Societé Generalé ha mejorado su recomendación sobre la aseguradora hasta comprar desde mantener. Y el rebote llega también a Inditex, en el día en el que abre al público en Madrid, Barcelona y La Coruña las cinco primeras tiendas de 'Uterqüe', su nuevo concepto comercial especializado en accesorios, calzado y complementos de moda, que se convertirá en la octava enseña del grupo. Las acciones de la compañía gallega suman un 3,5 por ciento. Sólo Repsol se desmarca de la corriente compradora que invade a la renta variable española, al ceder un 0,37 por ciento, mientras que Telefónica sube un moderado 0,2 por ciento.