El presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, anunció hoy que ya están disponibles los primeros 2.500 millones de dólares para otorgar liquidez al Programa Global de Liquidez para el Comercio. El programa fue lanzado durante la última reunión del G-20 el pasado abril en Londres, en la que se determinó que se necesitaban unos 50.000 millones de dólares para inyectar liquidez a un sistema financiero en crisis y que no estaba otorgando créditos para financiar el comercio.
Hoy, en una ceremonia en la Organización Mundial de Comercio, celebrada en el marco de la segunda conferencia de Revisión del mecanismo de Ayuda al Comercio, se presentaron los primeros resultados tangibles del Programa. "La falta de crédito era alarmante y necesitábamos revertirla, por eso pusimos en marcha este programa, que durará tres años y que otorgará una liquidez esencial para la economía y el comercio en particular", señaló Zoellick en la presentación.

En total 2.500 millones de dólares aportados íntegramente por el sector público, aunque las autoridades del Banco Mundial confían que, gracias a varios acuerdos firmados con instituciones financieras privadas, este aporte pueda doblarse en breve.

El objetivo es cerrar acuerdos con casi 500 bancos en más de 70 países distintos.