El beneficio neto del estatal Banco do Brasil cayó el 29,1% en el primer trimestre en comparación con el mismo período de 2008, hasta los 1.665 millones de reales (unos 790,5 millones de dólares), informó hoy la entidad financiera. Uno de los factores para el retroceso del beneficio trimestral fue la incorporación del banco paulista Nossa Caixa, recientemente adquirido, que registró pérdidas de 349 millones de reales (unos 165,7 millones de dólares) entre enero y marzo.