Según un sondeo de Dow Jones News, los ingresos y el beneficio neto de Telecinco subirían por el incremento de la demanda en publicidad tras la restricción de la publicidad en la cadena pública TVE-1 a principios de año. Además, Telecinco también se habría beneficiado subiendo el precio que cobra por los anuncios. Tal y como declaró la propia empresa la semana pasada, habría subido un 14% el precio de sus contenidos publicitarios en el primer trimestre.