El grupo farmacéutico catalán Grifols dijo el miércoles que su beneficio neto creció un 31% en el primer semestre del año impulsado por las ventas de su división de hemoderivados en un contexto de estabilidad de precios.
En un comunicado, Grifols dijo que su beneficio neto ascendió a 81,7 millones de euros entre enero y junio, frente a 62,2 millones de euros del año anterior.

Las ventas del grupo catalán aumentaron un 15,5% en el periodo, hasta 470,5 millones de euros, apoyadas en la fortaleza de las divisiones de Biociencia -dedicada a la fabricación de hemoderivados- y de Diagnóstico.