Daimler AG (DAI) ha anunciado este martes que su beneficio neto del primer trimestre cayó un 51% debido a la desfavorable comparativa con las cifras del año pasado, que se vieron incrementadas por una plusvalía derivada de la transferencia de acciones de European Aeronautic Defence & Space Co NV (EADSY). Daimler ha reiterado que este año espera lograr un beneficio antes de intereses e impuestos, o EBIT, de operaciones continuadas por encima del nivel del año pasado, debido a las mayores ventas de vehículos.
En los tres primeros meses de 2008, el beneficio neto de operaciones continuadas ascendió a 1.340 millones de euros, frente a 2.720 millones en el periodo equivalente de 2007. La cifra fue inferior a los 1.510 millones que esperaban los analistas. El EBIT de Daimler se redujo un 40% en el primer trimestre a 1.980 millones de euros, frente a 3.290 millones el año pasado. La cifra también fue inferior a la previsión de 2.130 millones. En el primer trimestre de 2007, Daimler logró una plusvalía de 1.560 millones por la transferencia de acciones de EADS.