El beneficio neto del consorcio telefónico sueco-japonés Sony Ericsson descendió un 48%, hasta los 133 millones de euros, en el primer trimestre de 2008 con respecto al mismo período del año anterior. La ganancia bruta y el resultado neto de explotación (EBIT) sufrieron caídas del 47 y del 44%, respectivamente, y se situaron en 193 y 181 millones de euros.La facturación bajó un 8% y alcanzó los 2.702 millones de euros. Sony Ericsson explicó el retroceso por un crecimiento más moderado en los mercados de teléfonos móviles de gama media y alta, donde la compañía tiene una fuerte presencia, según un comunicado difundido en Estocolmo.