Sonae, el mayor grupo privado portugués, informó hoy de que su beneficio en el primer trimestre del año fue de un millón de euros, que comparado con los ocho millones de igual periodo del año anterior supone una caída del 87,5%, según un comunicado de la entidad. El grupo argumenta que esto se debió al "ambicioso programa de inversiones" en la red de hipermercados y el incremento de las depreciaciones en el área de las telecomunicaciones. No obstante, Sonae informó a la Comisión del Mercado de Valores Mobiliarios (CMVM) lusa de que el volumen de negocios aumentó el 5% en este periodo debido a los incrementos de ventas en el sector alimentario. El resultado bruto de explotación (EBITDA) creció el 11%, para situarse en 118 millones de euros.